Los líderes del planeta lo indicaron en el último Foro Económico Mundial en Davos, Suiza: en 2020, las habilidades indispensables de todo profesional tendrán que girar en torno a la creatividad, a la solución de problemas, al trabajo con equipos multidisciplinarios, multigeneracionales e internacionales, a la planeación estratégica y financiera. En conclusión, se precisa de un profesional con un perfil heterogéneo.

Como las nuevas capacidades y habilidades, las profesiones emergentes aparecen, cambian y quedan obsoletas. E igual que ocurre con las carreras de futuro, resulta complicado encontrar consejo acerca de los perfiles con éxito. Hay que acudir a las predicciones de expertos o a los informes que pronostican qué sectores y actividades generan las mejores oportunidades laborales.