Los líderes del planeta lo indicaron en el último Foro Económico Mundial en Davos, Suiza: en 2020, las habilidades indispensables de todo profesional tendrán que girar en torno a la creatividad, a la solución de problemas, al trabajo con equipos multidisciplinarios, multigeneracionales e internacionales, a la planeación estratégica y financiera. En conclusión, se precisa de un profesional con un perfil heterogéneo.