Como las nuevas capacidades y habilidades, las profesiones emergentes aparecen, cambian y quedan obsoletas. E igual que ocurre con las carreras de futuro, resulta complicado encontrar consejo acerca de los perfiles con éxito. Hay que acudir a las predicciones de expertos o a los informes que pronostican qué sectores y actividades generan las mejores oportunidades laborales.

Las compañías están cambiando drásticamente la forma en la que evalúan las habilidades de las personas y recurren a juegos, concursos de talento e incluso inteligencia artificial para detectar a los candidatos que son más aptos para determinados puestos.